Lo Que Debes Saber Antes de Salir a Tomar Fotos

Publicado por Alby en

Lo Que Debes Saber Antes de Salir a Tomar Fotos
Photo by Warren Wong on Unsplash

Estoy segura que a estas alturas ya debes estar ansioso por salir a tomar tus primeras fotos.

Lo entiendo, pero si nunca has tomado un curso de fotografía antes o como en mi caso, ya pasó un tiempo desde entonces, probablemente ver esa cantidad de botones y opciones de configuración te confundan un poco. No te asustes! no es nada fuera del otro mundo, una vez que entiendes como funciona es muy sencillo!

Aquí te voy a decir lo que debes saber antes de salir a tomar foto, para qué sirve cada opción y botón en tu cámara fotográfica, una vez que empieces a utilizar tu cámara con regularidad te vas a sentir cada vez más cómodo con los controles y te resultará más fácil realizar tus capturas.

Como mencione antes es cuestion de practica y lo mejor que puedes hacer es comenzar a utilizar tu cámara fotográfica en modo manual.

Lo que debes saber antes de salir a tomar fotos

La apertura del diafragma:

La apertura es la variable que determina cuánta luz dejar pasar por el lente de la cámara fotográfica.

En el display de tu cámara en la primera línea vas a ver cuatro opciones (puede variar dependiendo del modelo de la cámara).

La primera opción indica en qué modo pusiste la camara:

Si seleccionaste manual debe aparecer una “M” , la siguiente opción es la velocidad de obturación y la tercera opción es la que nos interesa en este momento, la apertura, que está indicada con el valor F seguido de un número. Puede decir por ejemplo F5.6

La apertura puede ir desde F/1, F/1.4 , F/2, F/2.8 , F/4, F/4.5, F/5 y así sucesivamente y cada valor de F deja entrar el doble de luz que el anterior. Esto quiere decir que un F bajo como F/1.4 dejara entrar más luz que un F/11. El término técnico es conocido como F/stop.

¿Y esto para qué sirve? Manipulando la apertura del diafragma podemos alterar la profundidad de campo, esto es, la parte que sale perfectamente enfocada en la foto.

Por ejemplo en la fotografía de retrato se utiliza F/stop cercano a 1 para que el rostro del sujeto salga nítido y el fondo desenfocado. Mientras que en la fotografía de paisajes se utiliza un F/stop alto para que todo el paisaje salga nítido.

Velocidad de obturación:

Usualmente es la segunda opción que aparece en el display de la cámara. La velocidad de obturación es la cantidad de tiempo que el sensor está expuesto a la luz, también se conoce como tiempo de exposición.

Y es una de las cosas con la que más me gusta experimentar ya que se podría decir que controla el movimiento, así que también es algo que debes saber antes de salir a tomar fotos.

¿Para qué sirve? Bueno una velocidad de obturación rápida de 1/60 segundo o más permite “congelar el movimiento” es lo que se suele utilizar para capturar fotos donde nuestro sujeto se está moviendo. Por ejemplo en los deportes, este caso también se conoce como tiempo de exposición corto.

Mientras que una velocidad de obturación lenta o tiempo de exposición largo, creará un barrido en las imágenes en movimiento, esto se consigue con una obturación por debajo de los 1/60 segundos.

Por ejemplo, esas hermosas fotografías del cielo nocturno se consiguen con un tiempo de exposición largo, bueno aparte de otros muchos parámetros que se deben tener en cuenta.

Photo by Michael Hull on Unsplash

Pero de la fotografía nocturna de larga exposición hablare en otro articulo.

Sensibilidad ISO

Es uno de los parámetros que me costó trabajo dominar, pero en realidad no es tan dificil. Es usualmente la cuarta opción que aparece en la parte superior del display de la cámara fotográfica.

Con esto podemos dominar que tan brillante será la fotografía y se ajusta cambiando la sensibilidad del sensor.

Las cámaras normalmente vienen con un ISO base de 100 y pueden llegar a tener un ISO de hasta 6400. Pero eso no implica que debas usar la cámara con esos ajustes ya que entre mayor el ISO puedes generar lo que se conoce como ruido en la imagen.

¿Cómo funciona? Bueno, si te encuentras en un entorno con mucha luz, utiliza un ISO bajo. Por ejemplo el 100 y si es de noche y te encuentras con poca luz puedes usar un ISO 800 o 1600.

Ahora, en cuanto al ISO muy alto y el ruido, depende mucho de tus gustos. Leí una vez que las fotografías de los álbumes de rock se tomaban en blanco y negro con el ISO alto. Justamente para crear ruido, y se veian bien, asi que depende mucho de tus gustos y del objetivo de la foto.

Balance de Blancos / WB

Dependiendo del entorno donde tomes tu fotografía la luz puede variar. Puede que te encuentres en un entorno cálido donde predominan los tonos amarillos y anaranjados o te puedes encontrar en un entorno donde predominen los colores fríos.

Con este ajuste lo que se logra es equilibrar los niveles de los colores. De esta forma podemos asegurarnos que los tonos blancos, negros y grises saldran puros en la foto y no contaminados. Por ejemplo, ciertas luces fluorescentes pueden causar que los blancos se tornen azulados.

La temperatura del color se mide en Kelvin (K) entre menor temperatura tenga la luz se verá de tonos rojizos y a mayor temperatura se vera en tonos azulados.

Controles de la cámara

La cámara cuenta con muchos más ajustes con los cuales experimentar, pero esta es una pequeña guia para comenzar a conocer tu cámara.

Te recomiendo que comiences experimentando con retratos,en un entorno iluminado con luz natural. De esta forma puedes dejar el iso en 100 y cambiar la apertura por ejemplo a F/1.4. Y comenzar a jugar con los ajustes a partir de esos parámetros para que veas la diferencia y vayas descubriendo que es lo que más te gusta.

Ahora sí! sal a tomar tus primeras fotografías y pon manos en el lente!


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *